9 Marzo, 2017

ACE FREHLEY 3 DE MARZO 2017 TEATRO FLORES, BUENOS AIRES

Javier Rueda

No Comments

Tags: Ace Frehley

Noche de sueños cumplidos ante un Ace Frehley pletórico y lleno de magia, eso fue lo que se vivió la noche del pasado 03 de marzo en el Teatro de Flores de Buenos Aires. Ya habíamos disfrutado de la previa junto a Sebastián Gava y alrededor de las 21:40 se empieza a escuchar “Fractured mirror”. Se abre el telón y arranca “Parasite” para locura de los presentes.

Ace Frehley en guitarra y voz, el legendario Richie Scarlet en guitarra y voz, Chris Wyse en bajo y voz y Scot Coogan en batería y voz, detonaban el lugar con un set list increíble y plagado de temas clásicos de Kiss. El calor apretaba pero existía un antídoto,  la emoción y la dosis de Rock and Roll que estábamos recibiendo. Era el turno de “Toys” del álbum Space invaders y pegado a este una tremenda versión de “Rip it out” seguida de “Snow Blind”, ambos del solista del año 1978.

El show no se detenía y todos los asistentes saltaban al ritmo de “Love Gun”, cantado por Scot Coogan y donde Ace demuestra su virtuosismo en el solo de guitarra, de este clásico de kiss que siempre te emociona. Casi sin respiro nos vamos de paseo por la galaxia Ace, con “Rocket Ride” y levantamos los puños para cantar “Rock Soldiers”  en donde el público te eriza la piel cantando este himno que nunca pasa de moda. Chris Wyse hace un solo de bajo que te  deja sin aliento y canta con su poderosa voz “Strange ways”.  Caen sin piedad los hits y es cuando los golpes del bombo y todas las manos arriba aceleran más los corazones, suena  “New York groove” y el Teatro de Flores se transformaba en una verdadera fiesta. Richie Scarlet toma el micrófono y dedica a la memoria de Eric Carr “Too young to die” y la locura se adueña nuevamente del lugar de la mano de “Shock me”, en donde Ace hace un solo de otro planeta y se pasea por el escenario con su Gibson humeante.

La temperatura sigue subiendo proporcional a la energía que había en el lugar y es cuando interpretan “Cold gin”. Al terminar abandonan el escenario y luego de unos minutos tienen que volver por la ovación y es donde el público comienza a cantar – Olé, olé,olé…olé…olé olé olá ….Soy kissero…es un sentimiento, no puedo parar…….Era imposible soportar tanta emoción, pero aún faltaba. Se escuchan los primeros acordes de  “Detroit rock city” para desatar la locura generalizada, sobre todo a la hora del solo de guitarra, acompañado por miles de voces. El micrófono había quedado al rojo vivo y ahora si llegaba el final con “Deuce” y todo el mundo a saltar y a disfrutar de los últimos instantes de Ace Frehley en Buenos Aires. Casi dos horas del más exquisito hard rock en donde la nostalgia, el recuerdo, la emoción  y los sueños cumplidos estuvieron presentes en un recital de Rock.

 

Agradecimiento especial a Daniel Chino y al Dukke.

Texto y fotos: Juan Cufré para Kiss Army Spain.