De alguna manera u otra, Kiss –uno de los grupos de rock and roll más grandes de la historia- supo mantenerse en boca de todos. Hoy por hoy lo están a raíz de la gira despedida que se encuentran realizando y que los tendrá en mayo en nuestro país.

Por otro lado y de manera reciente, como sucede año a año, el grupo neoyorquino realizó su crucero temático. En ese contexto y ya fuera del imponente barco Norwegian Pearl, La Vereda tuvo la posibilidad de dialogar en exclusiva con Bruce Kulick, ex guitarrista de la banda (estuvo desde 1984 hasta 1996) quien presentó su proyecto solista en alta mar y brindó sus sensaciones.

“Es siempre una alegría tener seguidores como los de Kiss que vienen al crucero”, sostuvo el músico y agregó: “Es un trabajo duro el de meterse de lleno a esas canciones tan poco conocidas, pero la recompensa es excelente”.

La banda de Kulick se completa con el baterista Brent Fitz y el guitarrista Todd Kerns (ambos miembros de The Conspirators de Slash) y el bajista Zach Throne. Este compacto conjunto fue de los más celebrados en el crucero de los sueños para todo fanático de Kiss. Pero también fue objeto de consulta constante para saber si existían posibilidades de realizar una gira. “Hasta el momento no hay nada planeado” manifestó el guitarrista, pero ante la pregunta de la posibilidad de visitar Sudamérica expresó que “hay un interés y tendremos la mente abierta para las posibilidades”.

Más allá de los nombres, pareciera que el secreto está en que son fanáticos de Kiss que se divierten en el escenario. ¿Es así?

Por supuesto! También estoy muy orgulloso de la etapa que pasé dentro de Kiss. Todd, Brent y Zack son tremendos fanáticos y seguidores de la banda, así que creo que naturalmente el resultado es una ganancia absoluta.

¿Cómo se escogen las canciones del set? ¿Apuntan al fanático acérrimo?

Miro mucho las listas que nos hacen los seguidores de la banda. Sí creo que existe un arte de elegir qué parte va en cada medley (en el último crucero hicieron hincapié en discos como Animalize, Hot in the shade, Revenge y Carnival of Souls). ¿Por qué no ir a lo profundo del catálogo que tengo con la banda? Suena perfecto para interpretar en el Kiss Kruise!

¿Hay posibilidades de juntarse en el estudio para registrar un álbum?

Estamos en conversaciones para hacer algo así. Nuestra meta es tener para el primer semestre del año próximo un EP o similar.

La conversación llega al “The end of the road”, la monstruosa gira en la que Kiss se despedirá de sus fanáticos y que se está realizando con éxito. El tour llegará a Sudamérica el año próximo y tendrá escalas en nuestro país, Colombia, Perú y Brasil.

“Es un show tremendo, con producción masiva y los fanáticos lo van a adorar” explica el virtuoso guitarrista. “Hace brillar una clara luz en Kiss que se refleja en mí también, así que me pone muy feliz que lo estén haciendo en grande”, agregó.

Kulick toca como invitado de Kiss en el reciente crucero (Video perteneciente al canal oficial de Youtube)

¿El mundo está preparado para vivir sin Kiss?

Es una gran pregunta, pero no estoy seguro.

¿Has pensado en tu reacción cuando suene la última canción del último concierto?

Estoy seguro que será muy emotivo, no solo para mí sino también para los seguidores de la banda y mismo para cada integrante de Kiss.

¿Cuál es el significado de Kiss en tu vida?

Cada día mi vida se ha visto impactada por todos mis años en Kiss, así que yo abrazo eso. Es algo de lo que estoy muy orgulloso y me considero un afortunado.

Doc McGhee (mánager del grupo) señaló que cada miembro que estuvo en alguna parte de la historia sería parte de alguno de los conciertos. Si tuvieras la posibilidad de elegir, ¿Cuál sería la canción que te gustaría tocar?

Nada se ha decidido o discutido aún. Personalmente creo que será un momento maravilloso si los planes que la banda tenga se hagan realidad.

¿Qué mensaje le dejas a los fanáticos argentinos?

Siempre amé Argentina. Todos mis viajes allí siempre fueron memorables. Extraño Buenos Aires y a todos los seguidores que tuve la oportunidad de conocer, hecho que me hace desear volver pronto.

Fuente: https://lavereda.com.ar/archivos/15697