Con motivo de la gira española que ha llevado a cabo el guitarrista estadounidense Adam Brenner, más conocido como Adam Bomb, tocando 7 conciertos en nuestro país, KISS Army Spain se desplazó a Benidorm donde actuó dos noches seguidas, para conocer en persona al famoso músico y poder entrevistarle, además de presenciar su impactante show, un espectáculo sin desperdicio alguno y cargado de energía, durante el cual su bajista, el polaco Kozzy, escupe fuego un par de veces al más puro estilo Gene Simmons, preden fuego a los platos del batería , y el mismo Adam Bomb dispara bengalas en varios momentos de la actuación desde el clavijero de su guitarra para finalmente prenderle fuego por completo. Subido a su furgón de gira, esto es lo que nos contó la estrella de Seattle:

KISS ARMY SPAIN: Echando un vistazo a tu calendario, simplemente de los últimos meses, casi no hay un día que no tengas actuaciones. Debe ser un ritmo matador.

ADAM BOMB: Llevo años tocando seguido, no solo meses, sino años, casi cada noche. La vida en la carretera, tanto si tocas como si no es…  A veces estoy en el mismo sitio, la misma sala que estuve hace uno o dos años.

KAS: A veces debes sentirte casi como un vampiro, tocando de noche, viajando de día…

AB: Sí, me siento como un vampiro porque es una especie de vida extraña…

KAS: Mañana tocas en una ciudad que está a 300 o 400 km.

500 km.

KAS: Correcto, 500 km. y son las 3 de la madrugada y todavía estás aquí, sin irte al hotel a dormir.

AB: Es muy alocado, el jueves tocamos en Murcia, ayer y hoy en Benidorm. Nos dejamos las llaves de la furgoneta dentro y tuvimos que esperar una hora y media para que nos la abrieran, y llegamos a las 22 h. a la sala, pero aun así tocamos. De un modo u otro siempre acabo sobre el escenario.

KAS: ¿Ves diferencias entre el público de América y el de Europa?

AB: Sí, hay mucha. Los bares donde yo toco, como un viejo músico de jazz, que toca en bares, yo no voy al estilo de las grandes estrellas, tocando en grandes escenarios, mi vida es muy diferente. Quiero decir, no creo que la mayoría de estrellas del rock pudieran manejar lo que yo hago. Es un estilo de vida más que un trabajo, a mí me encanta lo que hago. Cuando estoy fuera demasiado tiempo, por ejemplo este año solo estuve en casa 3 semanas…

KAS: Guau, vives literalmente en la carretera.

AB: Descubrí que no tenía razón para volver a casa. Es el único trabajo que tengo, lo único que conozco. Mucha gente de mi edad es muy diferente a mí. La vida es demasiado corta para pasarla haciendo algo que no te gusta. Yo nunca quise ser un esclavo y trabajar en una oficina o cosas de esas, no podría.

KAS: ¿Planeas grabar disco nuevo pronto?

AB: Me gustaría con mi batería Leo, tengo ideas, pero hace falta tiempo y ello implica esfuerzo… es duro porque nadie está realmente interesado en música nueva, es una cuestión de inspiración, pero me gustaría hacerlo por Leo. Me gustaría mantener funcionando esta banda, porque me encanta esta pequeña banda que tengo.

KAS: El batería es muy joven (18 años).

AB: Sí, lo es. Nació para tocar rock. Lo conocí cuando tenía 10 años y le cambié la vida. Y es maravilloso, es el jodido batería perfecto para el rock and roll y es un encanto como persona, y es un salvavidas en realidad porque… la banda que traje el año pasado, trabajé mucho con el batería, invertí mucho en él pero se sentía miserable. Es muy difícil mantener a una banda unida.

KAS: ¿Qué recuerdas de la famosa audición para KISS?

AB: Bueno, si cerrase los ojos recuerdo perfectamente cada minuto de ese par de días, tengo una memoria fotográfica bastante buena… Hablé con Eric Carr por teléfono, me llamó, y volé a Hollywood y bueno, yo era tan solo un chaval y bueno, he pensado en cómo sería si hubiera conseguido el puesto, saliendo en revistas como People, pero tan solo un pequeño chaval judío, mi sitio no estaba en KISS, no me va eso de llevar una doble vida. Yo vivo bajo mis propias reglas, siempre lo he hecho así y tanto si tengo éxito como si no, es mi maldita culpa. Y vivir bajo las normas de otra persona es muy difícil para mí. Claro que me gustaría tocar delante de grandes audiencias, pero cualquier cosa que haga es mi vida, nunca lo habría conseguido en el gran negocio. No creo que se lo pasen (KISS) demasiado bien. Tommy Thayer es uno de mis mejores amigos.  Conocí a Tommy Thayer cuando estaba tocando en Seattle, él estaba en una banda llamada Movie Star y cuando yo me trasladé a Hollywood nos juntamos y nos hicimos buenos amigos, él me bautizó, me puso el nombre, me dijo “Deberías llamarte Adam Bomb”. Tommy es… guau, vaya una vida, después de que Black ‘N Blue no consiguieran hacerse famosos, estuvo en una banda tributo a KISS.

KAS: ¿Todavía sois amigos?

AB: ¡Por supuesto!

KAS: Tienes su número entonces

AB: Claro que sí. Aunque fundamentalmente nos comunicamos por correo electrónico. Si le llamase ahora mismo le  dejaría un mensaje y él me llamaría. Le mandé un e-mail por su cumpleaños. Tienes que recordar que él trata con miles de personas cada día y normalmente todo el mundo quiere algo de él, así que yo intento no pedirle cosas. Soy su amigo, me preocupa cómo será su vida después de KISS, creo que la banda seguirá haciendo cosas en una u otra forma, porque es un negocio, puede que ya no vendan entradas para conciertos pero venderán jodidas tazas de café o lo que sea. Me siento mal por Tommy porque tiene uno de los mejores trabajos en el mundo y tiene que vivir a la sombra de Ace Frehley lo cual no siempre es muy divertido, al principio, sí, suena bien pero luego, año tras año tras año y tras año… claro, aviones privados, hoteles de cinco estrellas y unos cuantos millones de dólares en el banco, guau, que trabajo tan genial, pero por otra parte, ellos (Paul y Gene) nunca le dijeron ni una vez “Te queremos tío” o algo así. Es una de las cosas que les pregunto a Tommy o Eric. “¿Alguna vez Paul o Gene os han dicho que os aprecian?” y ellos siempre dicen “No”. Es extraño, una familia tan unida pero ni siquiera le dijeron (a Tommy) que estaba ya en la banda.

KAS: ¿Volviste a ver a Gene o Paul después de aquella audición para entrar en KISS en 1982?

AB: Por supuesto, me he cruzado con ellos muchísimas veces. Cuando Tommy era el tour manager solía ir a verlos en directo… Es un poco extraño. Si ahora estuvieran aquí, me tratarían como un humano, Paul fingiría que ni siquiera sabe quién soy. Eric y Tommy nunca serían así, y Gene me reconocería también pero es extraño… Cuando eres tan enorme, ni siquiera puedo imaginarme que hay en la cabeza de un hombre de setenta años, pero cuando piensas en lo que ha pasado ahora, han cancelado la gira por Australia y para mí es como un reloj parado. Eso de KISS tocando para los tiburones en Nueva Zelanda es una broma. Va más allá de lo increíble.

KAS: Ellos solo piensan en el dinero…

AB: No tiene que ver con el dinero.  Porque hace mucho tiempo se lo pregunté a Gene, le dije “¿Cuándo es suficiente?” y me dijo, “No se trata del dinero, se trata de ganar”. Tienes que entenderlo. Él tiene suficiente dinero para el resto de su vida. A estas alturas no tiene que ver con el dinero, sino con ganar, el dinero solo es un número, una cifra. Él tiene dinero para aviones privados, puede conseguir lo que quiera. Tiene que ver con ganar y demostrar que pueden seguir ganando, venciendo.

Entrevista y fotos: Kiss Army Spain