31 mayo, 2017

Kiss da un show memorable en Glasgow y demuestra el porqué de su leyenda.

Javier Rueda

No Comments

Tags: KISS KISS EUROPA 2017 kiss tour europe 2017

Llegamos a Glasgow a las 13:30 hs. ya con los nervios campando a sus anchas. A las 15:00 hs Mauricio y yo teníamos cita para el M&G con Kiss y faltando tan poco era imposible de controlar. Cogimos un taxi hacia el recinto donde tendría lugar la descarga del beso americano, el SSE Hydro, y, con apenas tiempo para tomar una cerveza escocesa, fuimos a la puerta donde nos recibiría Dean Snowden para llevarnos al ansiado M&G. Después de la increíble experiencia (que contaremos en otra crónica) nos juntamos con Mark Allison, un escocés bajito y simpático de Inverness que es el responsable de los diseños, carteles, banners, etc de The Dead Daisies. Venía con su amigo Dave y nos dio tiempo a tomar otro par de cervezas y cenar algo ya que a las 20:00 hs teníamos que volver para hacer las fotos con la banda maquillada.

Entramos al recinto el jefe, Javier Rueda, Mauricio y yo y alucinamos al verlo por dentro. El SSE Hydro es un arena con una capacidad máxima de 13.000 personas y con un diseño interior que inmediatamente nos recordó al mítico Cobo Hall de Detroit. Con una visibilidad excelente desde cualquier posición y un tamaño ideal para este tipo de eventos se antojaba un lugar perfecto para un show de Kiss. Y para completar la buena impresión, si no fue sold out lo fue por poco. Cuando empezó Kiss el SSE Hydro presentaba un aspecto magnífico, las gradas totalmente llenas y el foso al 95%.

Mientras esperábamos para hacernos la foto disfrutamos del primer concierto en un pabellón de The Dives, la banda de Evan Stanley, hijo de Paul Stanley. Y he de decir que me sorprendió positivamente. Suena francamente bien, tiene varios temas bastante buenos y el chico se desenvuelve de maravilla. No tiene la voz del padre pero canta muy bien y toca la guitarra fenomenal.

Después de la foto con la banda, y aún con la excitación en el cuerpo, volvimos al foso y al poco empezó el concierto. No hay nada más emocionante en un concierto de Kiss que el principio. El ritual de la canción de Zeppelin, el uuuuuuuuuuuuuuu con los focos rojos recorriendo las cabezas del público, el you wanted the best….Glasgow!!, la caida del telón y la aparición de los cuatro superhéroes en las plataformas le pone la piel de gallina a cualquiera. Bufff!! Creo que aunque los viera 1000 veces seguiría sintiendo la misma excitación.

Desde el primer momento se vio a un Kiss con muchas ganas y eso ya era motivo de alegría. Gene es impresionante. Está a un nivel estratosférico. Es increíble cómo se mete en el papel de demon. Siempre me lo ha parecido pero después de verle de cachondeo en el M&G, el contraste de verlo transformado en una apisonadora y con esa mala leche te choca mucho más. Y ya con The Dives nos lo pareció pero ahora ya era una evidencia: la acústica del SSE Hydro es magnífica. La banda sonaba como nunca. Atronadora.

Minuto de silencio obligado por el reciente atentado en Manchester que se respetó de forma increíble.

No voy a enumerar las canciones una a una porque sería lo mismo de siempre. Prefiero contaros mis impresiones que fueron muy positivas. Después de los dos conciertos de Barcelona y Madrid de 2015 me quedó un pequeño mal sabor de boca ya que vi a la banda muy a cañón, sin concesiones de ningún tipo, me pareció que querían terminar cuanto antes y largarse. Pero el sábado en Glasgow la percepción fue radicalmente distinta. Se veía a la banda con un actitud excelente desde el primer día. Y sobre todo me refiero a Paul. Creo que Paul es el termómetro de Kiss desde hace años. Los demás cumplen su papel a la perfección y Paul también, pero es distinto, al ser el que más interactúa con el público se nota mucho más si está con ganas o no. Y estaba con muchas ganas. Se le veía encantado, más activo que nunca, con unos 65 años increíbles, tirándose por el suelo, revolcándose, interactuando a tope con el público hasta el punto de sacar a una niña al escenario y tocar un tema entero con ella. La pobre niña, de unos 12 o 13 años pasó el momento de mayor vergüenza de su vida.

En un momento de la noche Paul pregunta para cuántos es el primer show de Kiss. Unos cuantos levantan la mano y Paul les advierte: Nadie olvida jamás la primera vez que ve a Kiss!!

Hay que decir que el público de Glasgow estuvo a la altura. Por momentos parecía que estábamos en Madrid. Hasta en los palcos la gente bailaba y cantaba como loca. Ya sabemos que los “europeos” son muy fríos en los conciertos, pues ya podemos decir que los escoceses son de sangre caliente jeje.

El capítulo de la voz de Paul ya lo conocéis. No voy a explayarme mucho pero es lo de siempre, en directo no se le nota tanto aunque hay algunas cosas innecesarias como la parte de I got a feeling en donde sus problemas de voz quedan demasiado expuestos. Por lo demás Paul estuvo genial. Y las canciones donde más sufre, como Crazy Crazy Nights, se le nota menos porque el público entero las canta a voz en grito.

Cuando voló con Psycho Circus se colocó muy cerquita nuestra e hizo las delicias de todos los que estábamos en la zona. Es increíble cómo se conserva Paul. Tiene un físico que ya me gustaría tener a mí y tengo 21 años menos!! No para de bailar, de hacerle gestos a la gente, … Es el frontman total. Una especie en peligro de extinción. Y hay gente que pide que se retire…en fin…después de Stanley, Tyler y demás viene la nada más absoluta. No te retires Paul!!! Te queremos sobre el escenario muchas más años!!!!

El vuelo de Gene en God of Thunder sigue siendo espectacular y le da todo el protagonismo a un Gene con la misma presencia imponente de siempre y con una voz bestial, brutal. A Gene no le veo el final, veo al demon con 70 pateando culos de nuevo por Europa…

Choca un poco que Rock’n’Roll All nite no sea la última canción de la noche. Cuando suena el tema, cae el confeti y ellos se encaraman en las pasarelas y vuelan por encima de la gente te da una sensación extraña de final de show. Por lo demás un show impecable, sin un solo fallo, con Eric al nivelazo de siempre y con un Tommy absolutamente prescindible. El tipo es majísimo, toca perfectamente los temas del set pero yo tengo la sensación de que si salen sin él nadie se daría cuenta.

Resumen: Un Kiss brutal, en plena forma. Salimos todos encantados y con nuestra ilusión renovada. Visto lo visto, Kiss está para seguir unos años más. Que lo hagan o no, será otra historia.

Como colofón a un día perfecto nos hicimos fotos con Shannon Tweed, la mujer de Gene, y Pamela Bowed, la primera mujer de Paul y madre de Evan. Las dos estaban en la zona de las mesas de mezclas y las cámaras. Las llamamos para que se acercaran y pudiéramos hacer unas fotos y ni cortas ni perezosas vinieron y nos hicimos fotos y charlamos con ellas. Qué tías más majas!! Sonriendo, poniendo poses en las fotos. Pamela super agradecida, dándonos las gracias!! Y nosotros, noooo, gracias a ti!!! En fin, una gozada.

La guinda perfecta para un día inolvidable.

Texto: Alex Barreiro

Fotos: Javier Rueda

Vídeos: Kisspep