Paul Stanley ha querido recordar de dónde le vino la inspiración para componer “Rock and Roll All Nite”, uno de los himnos de Kiss. El tema apareció en el disco Dressed to Kill (1975) y desde entonces es el escogido para cerrar los conciertos del grupo. De hecho, el propio Stanley ha confirmado que estar será la última canción de la última gira que ya ha está haciendo la banda.

«Me gusta tomarme una copa de vino y tomar algo de alcohol muy de cuando en cuando. La idea de la canción era la de celebrar algo. No me refería ni a la bebida, ni a colocarse, ni a fumarse nada. Era más bien algo como ‘quiero escuchar rock durante toda la noche e irme de fiesta cada día’».

«Era un invitación a pasarlo en grande durante el resto de tu vida. Ese era mi punto de vista y también el de Kiss. Siempre apostamos por celebrar la vida y sacarle el máximo partido ya que, que yo sepa, no vamos a tener una segunda oportunidad para hacerlo. Este es nuestro bocado a la manzana: sácale el jugo a tu vida».

En otra entrevista anterior indicaba que «esa canción es el himno del rock que conecta al mundo. Fue el inicio de todo, luego vinieron otras bandas con himnos similares. Antes de esta canción no existía este tipo de temas. Creo que es una canción que conecta a la gente a todos los niveles».

Sin duda alguna, el tema es de los que te anima a seguir adelante.

Fuente: www.miusyk.com (Blabbermouth)