En una nueva entrevista con el podcast de Dean Delray, “Let There Be Talk”, Paul Stanley habló sobre su asociación continuada con el compañero de banda y co-fundador de KISS, Gene Simmons. Preguntado sobre si las cosas fueron “extrañas” entre él y Gene después de la edición de la biografía de Stanley en 2014, “Face The Music: A Life Exposed”, Paul dijo: “No, Gene siempre ha sido muy tolerante. Y no hemos hecho otra cosa que unirnos más y más con el tiempo, lo cual es fantástico”.

“En el libro dije cosas que sentía que eran ciertas, y me mantengo en lo que dije”, continuó Stanley. “Pero eso no niega que en el esquema en general, él ha sido un socio fantástico, es un hermano, es familia. Ciertamente había cosas sobre las que hablé en el libro que ya no son ciertas, pero lo eran para mí en cierto momento. Y ese libro era realmente el resumen de mi vida. Y realmente no decía nada para herir a nadie, y no quería echar a nadie a los pies de los caballos. Había algunas personas que caminaban bajo los caballos, no hacía falta que yo los lanzara. Creo que Gene siempre ha respetado que yo tengo mi propia perspectiva”, dijo Paul. “Y de nuevo, no podría estás más unido a él de lo que estoy ahora. Totalmente. Hablo con él a menudo”.

“Sería de locos y triste haber pasado lo que hemos hecho juntos y lo que hemos logrado y tener ahora una voluntad enfermiza o resentimiento. En todo caso, nosotros dos nos miramos el uno al otro y decimos, ‘¡Guau! En aquellos momentos de honestidad’, o cuando hablamos o nos mandamos mensajes de texto, están esos textos donde es como, ‘¡Guau! Mira lo que hemos hecho’. De modo que sí, cualquiera que piense lo contrario está tristemente equivocado. Su familia es mi familia. Shannon, la conozco hace más de 35 años. Nick y Sophie, me siento como su tío.

“Mira, cuando nació mi hijo Evan, la primera persona en la sala en verle fue Gene”, añadió Paul. “Incluso cuando las cosas fueron difíciles, o ha habido tensión en el pasado, y no en el pasado cercano, siempre fuimos como una familia. Cuando tuvimos el gran terremoto en los años 90, básicamente yo no me hablaba con Gene en aquella época y en cuanto la tierra dejó de temblar le llamé. Le dije, ‘¿Estás bien?’ y me dijo ‘Sí’. Y luego seguimos sin hablarnos. Pero lo más importante era asegurarme de que estaba bien.

“Soy muy, muy afortunado de tenerle. Y no estoy de acuerdo necesariamente con todo lo que hace pero, ¿Lo está alguien?”.

Fuente: www.blabbermouth.net

Foto: Kiss Army Spain