Gene Simmons ha vuelto a hacerlo. Tras haber hecho todo tipo de comentarios sobre Peter Criss, le ha llamado para su The Vault Experience. Imaginamos que Criss, como dijera Paul Stanley en su genial libro de memorias, amenazaría a Gene con irse del evento si no se cumplían todas sus condiciones.

Y es que “El Mapache” era el único que quedaba por subirse al carro de Simmons. Gene le presentó como el “poderoso, atractivo, original y único Peter Criss”. Peter indicó que “me encanta estar aquí y decirle hola al bajista de mi antiguo grupo Kiss (risas). No, Gene me mandó una invitación irrenunciable. No nos habíamos visto desde el Rock and Roll Hall of Fame. Siempre hemos tenido una relación con idas y venidas”.

“Tenía que venir para saludarle. Tengo un lugar muy grande en mi corazón para Gene. Siempre lo tendré también para otros miembros. Me alegra que hayáis venido a verle. Le encanta ser adorado. Dadle todo el cariño posible. Que Dios os bendiga, gracias por todo”.

Tras esta parrafada, imaginamos, que cobró su cheque y Gene estuvo saludando a los compradores de su cofre. Lo que no entendemos demasiado bien es que Simmons se haya convertido en una especie de embajador de Kiss en lo que respecta a limar asperezas con los otrora componentes del grupo. Ya veremos en qué queda todo esto. Antes quizá llegue el reality show en el que buscarán a los sustitutos de Gene y de Paul por lo que la historia puede dar un bandazo que nos deje a todos boquiabiertos. Al menos, este verano estarán por España. Algo es algo dijo un calvo, va sin segundas, cuando se encontró un peine.

Fuente: www.miusyk.com (www.blabbermouth).