26 abril, 2021

DESTROYER, UNA PORTADA ESPECTACULAR PARA UNA OBRA MAESTRA.

Javier Rueda

No Comments

Tags: Destroyer Gene Simmons KISS Paul Stanley

En marzo de 1976 KISS editó la obra maestra llamada DESTROYER (DESTRUCTOR), que era el cuarto disco de estudio de la banda tras el mega exitoso ALIVE! La impactante, impresionante y cautivadora portada de este álbum es obra de Ken Kelly. Kelly es un famoso dibujante y pintor especializado en el arte fantástico, autor de 4 portadas de discos de MANOWAR (FIGHTING THE WORLD, LOUDER THAN HELL, GODS OF WAR y THE LORD OF STEEL), así como del RISING de RAINBOW, del SPACE INVADER de Ace Frehley, del CELTIC ROCKS de FATHOM, del ENEMY OF THE WORLD de FOUR YEAR STRONG y del GOOD APOLLO, I’M BURNING STAR IV, VOLUME TWO: NO WORLD FOR TOMORROW de COHEED AND CAMBRIA. Kelly también es famoso por sus ilustraciones de Conan el Bárbaro, Tarzán y Thor.

La portada de DESTROYER presenta a los cuatro miembros del grupo ataviados con sus trajes escénicos saltando en el aire sobre una montaña y con los restos de una ciudad en ruinas a lo lejos. El fondo tiene un magnífico trabajo de tonos cambiantes que van desde el negro casi total arriba del todo del cielo nocturno hasta los tonos rojizos y amarillentos en la parte inferior propios de los incendios en los edificios, pasando por tonos azulones y morados. La contraportada muestra de forma más clara la imagen de esa ciudad arrasada y humeante en la parte inferior que aun arde tras el paso de los “destructores” con los edificios derruidos, en un sublime conjunto cargado de una atmósfera post-apocalíptica.

El trabajo de Kelly atrajo la atención de Peter Criss quien, según explicó su esposa Lydia, estaba leyendo los cómics Eerie y Creepy allá por 1975. De modo que Peter fue el responsable de que Kelly acabase haciendo esta mítica portada, aunque Kelly no fue la primera opción de KISS para la portada de este disco. Antes lo habían intentado con el afamado artista Frank Frazetta. El problema fue que Frazetta pedía mucho dinero y además, no quería que la banda utilizara su diseño para nada más que la portada del disco. KISS obviamente querían comprar los derechos del dibujo, no solo para el nuevo álbum sino también para utilizarlo después en cualquier artículo u objeto que ellos quisieran. Entonces Frazetta pidió 15.000 $ por el diseño de la portada del disco y por los derechos del mismo para que la banda lo pudiera usar posteriormente a su antojo. Y ahí fue donde se acabó la negociación, ya que esa era una gran suma de dinero en aquella época y la banda no estaba dispuesta a pagar tal cantidad. Curiosamente Kelly había sido alumno de Frazetta anteriormente. Una vez Kelly recibió el encargo para realizar la portada, se reunió con KISS y su director de arte Dennis Woloch, quienes fueron claros y concisos explicándole lo que querían, dándole a Kelly una idea bastante directa con la que empezar a trabajar. También le dijeron que debía mostrar a los cuatro miembros con las mismas proporciones, ya que uno era más bajo, otros más altos, otro de complexión más fuerte, otro más delgado, etc… Le pidieron a Kelly un boceto inicial y le dieron un plazo de 30 días para la pintura final. Kelly aceptó pero pidió ver a KISS en directo antes para coger inspiración ya que no conocía su música ni sabía nada de la banda neoyorkina. Le invitaron a un concierto y le dieron un pase de backstage. Después del concierto dijo que el show “le había dejado alucinado”.

Kelly realizó un primer boceto y sobre ese boceto inicial creó la portada (a la que Kelly llama la versión “marrón”) en un plazo de unas 3 semanas. Ese primer boceto se distingue de la portada en que lógicamente no tiene el nivel de detalle y perfección de esta y además los miembros del grupo aparecen con una pose diferente, sobre todo Paul y Ace, aunque en el caso de Gene la diferencia es más sutil y Peter conserva la misma postura. Aquí tenéis ese primer boceto:

Kelly entregó esa portada, le pagaron y se fue a casa, y una semana después le comunicaron que el dibujo había sido rechazado por la discográfica ya que pensaron que la escena era demasiado violenta con los escombros y las llamas en primer plano. Los edificios ardiendo estaban demasiado cerca del grupo y daba la sensación como si KISS salieran corriendo después de haberlo arrasado todo. La discográfica pensó que los padres de los chavales que compraban los discos de KISS verían la portada como muy violenta y pensarían que KISS era un grupo violento, y eso posiblemente afectase a las ventas. Ahí fue cuando Kelly pensó que su carrera profesional se había acabado, ya que fue una gran decepción para él, aunque lo tranquilizaron diciéndole que no se preocupara. Le pidieron que hiciera una segunda pintura, con otro fondo menos agresivo, y fue compensado adicionalmente por ello. Kelly tuvo otro mes para realizar este otro diseño. En esta segunda versión más “suavizada” y a la que Kelly llama la versión “azul”, el artista pintó la ciudad arrasada abajo del todo, muy lejana y sin llamas explícitas, y además ya incorporó los nuevos trajes que KISS no estrenarían hasta julio con la gira DESTROYER, también apodada “The Spirit of ‘76”, ya que en la portada anterior (la “marrón”) rechazada por la discográfica Kelly había pintado a KISS con los trajes de ALIVE! Kelly hizo ambos diseños usando la técnica de pintura al óleo, y según él la pintura original de la portada definitiva, que medía en torno a 64 cm. x 102 cm, se destruyó accidentalmente.

En el video KISS MY ASS que salió a la venta en 1994 en formato VHS (y en 2004 fue editado en DVD), Gene Simmons mostró a modo de primicia el primer boceto que hizo Kelly para la portada del DESTROYER. Gene comentó en dicho vídeo que le pidieron a Kelly que rehiciera la portada porque la había hecho con los trajes viejos, cosa que solo es parcialmente cierta, ya que el verdadero motivo fue el que se ha explicado antes.

En el año 2012 el disco se reeditó bajo el nuevo título DESTROYER – RESURRECTED (RESUCITADO), remezclado por Bob Ezrin (el productor original en 1976) con los masters originales.

Esta nueva reedición, además de una mezcla y sonido impresionantes, también tenía el aliciente (en la versión en CD) de incluir una segunda versión del Sweet Pain con el solo original descartado de Ace Frehley que nunca salió a la luz, y además como atractivo añadido, salió con la famosa portada “marrón” que inicialmente Casablanca descartó por ser demasiado violenta.

En el año 2019 el DESTROYER – RESURRECTED volvió a ser reeditado en vinilo naranja pero como exclusivo de Walmart (una famosa cadena de hipermercados de Estados Unidos) y lógicamente con la misma portada original descartada en 1976 y utilizada en 2012.

En torno al año 2010 Kelly también pintó algunos bajos Punisher y Axe para Gene Simmons que posteriormente fueron vendidos.

Actualmente Kelly vende láminas y reproducciones de la portada del DESTROYER firmadas y en diferentes tamaños a través de su página web oficial: www.kenkellyfantasyart.com

Artículo de Mauricio Vázquez/KISS ARMY SPAIN