HACE 35 AÑOS: CUANDO KISS INTENTARON SER OTROS EN “CRAZY CRAZY NIGHTS”.

Puede que las máscaras llevasen tiempo desaparecidas pero su single “Crazy Crazy Nights” del 18 de agosto de 1987 parecía sugerir que la banda se estaba probando una nueva.

Compuesta por Paul Stanley con ayuda del co-escritor Adam Mitchell, esta canción era un claro intento de emular el éxito de los rockeros más recientes Bon Jovi y su índole, grupos a los que KISS había influenciado en algunos casos. El resultado fue una vuelta retroalimentada ligeramente poco digna.

No estamos diciendo que “Crazy Crazy Nights” fuera una mala canción de pop-rock. Era simplemente una canción de cualquier otra banda de esa época, y eso no era lo que los fans de KISS esperaban. Todo sonaba  limpio, claro y popero, pero no sonaba a KISS.

Aun así Stanley y su compañero y mente maestra en KISS, Gene Simmons cargaron valientemente hacia adelante.

“‘Crazy Crazy Nights’ es básicamente una extensión de lo que llevamos tiempo haciendo, que es predicar, sí amigos, nosotros predicamos, pero predicamos sobre pasarlo bien”, dijo Stanley en una entrevista en el backstage en aquel entonces. El espíritu de la canción, añadió, va sobre escapar de la prisión que es el día a día festeando toda la noche: “Si te odias a ti mismo por la mañana, duerme tarde”.

Su cambio en la dirección musical fue subsecuentemente culpar al creciente interés de Simmons en una carrera cinematográfica de principiante mientras la grabación comenzaba en el disco pariente del single, CRAZY NIGHTS. Entró un nuevo productor para llenar el vacío creativo, habiendo movido a Ozzy Osbourne y Heart hacia sonidos más contemporáneos y un mayor éxito en las listas.

“Paul, por lo que recuerdo, quería hacer un tipo de disco diferente”, le dijo Nevison a KissFaq en 2012. “Ya sabes, con el éxito que Bon Jovi estaba teniendo componiendo con Desmond Child y otras bandas, yo había llevado por ese camino a Ozzy con su primer single de éxito en años, ‘Shot in the Dark’. Y por supuesto, a  Heart”.

Simmons hizo referencia a algunos “comienzos falsos” ya que las sesiones se prolongaron dos años. Nevison confirmó que Simmons llegó con 20 canciones, pero no estuvo activo en lo que vino después.

Mientras tanto Stanley seguía de cerca el éxito de Bon Jovi con canciones como “Livin’ on a Prayer”, lo cual eran buenas noticias para Nevison. “Yo quería conseguir para KISS el mismo nivel de, ya sabes, en lugar de vender 500.000 o 700.000 discos, lo cual es respetable, sobre todo en esos tiempos, yo quería que fuera mayor que eso”, añadió. Nevison estaba perfectamente contento con la nueva tendencia de Stanley hacia ideas con base de sintetizadores. “Ya sabes, el material de Gene era el material de Gene”, dijo. “Gene componía cosas rockeras… no comerciales realmente, pero a los fans de KISS les encantan las canciones de Gene”.

La transformación de Stanley se completó con un cambio notable en su estilo de cantar. “En realidad yo no estaba muy contento con todas las notas que Paul escogió”, admitió Nevison. “Él quería cantar tan alto como pudiera, sobre todo ‘Crazy Crazy Nights’ con la modulación. Se levantó, y no hubo Auto-Tune. Él lo quería así y las canciones fueron compuestas así y las demos hechas así. Así es como él quería hacerlo. Yo acepté, y por lo que respecta al rendimiento, él hizo un magnífico trabajo”.

Por supuesto se encargó un vídeo estándar de los años 80 para una canción estándar de los años 80 como “Crazy Crazy Nights”. KISS montaron un rodaje ambientado en un estadio en Los Angeles después de que 7.000 fans fueran reclutados vía la emisora de radio KNAC.

“La mayoría de bandas siempre van por ahí diciendo, ‘Nuestros fans son los mejores’”, se entusiasmó Stanley en la entrevista en el backstage, “pero escucha, no hay ninguna otra banda que yo conozca que pueda salir en la radio y decir, ‘Vamos a hacer un vídeo, os queremos ahí’ y he aquí, dos días después tienes una recinto lleno”.

Stanley, Simmons, el guitarrista Bruce Kulick y el batería Eric Carr tocaron favoritos antiguos de KISS para los fans entre toma y toma en el Olympic Auditorium. Todo el mundo que asistió se fue con una camiseta edición limitada que decía: “Me volví loco con KISS”.

Nada de eso ayudó a “Crazy Crazy Nights” en las tiendas de discos americanas, ya que el single se estancó en el número 65 de la lista Billboard Hot 100. Aun así, se convirtió en su mayor éxito en el Reino Unido y en partes de Europa. “Vemos muchos buenos momentos por venir”, dijo Simmons justo antes del lanzamiento de “Crazy Crazy Nights”.

Para cuando editaron su siguiente disco, el exitoso y a ratos regreso al rock guitarrero HOT IN THE SHADE de 1989, KISS había cambiado de opinión. Contrataron a un nuevo manager, Larry Mazer, con la premisa de volver a traer los valores rockeros de Simmons, luego empezaron a incorporar más canciones de la época clásica en el escenario.

Lo siguiente, grabarían en 1992 REVENGE, un disco bien considerado de retorno que finalmente colocó a este periodo loco, loco en el espejo retrovisor.

Fuente: https://ultimateclassicrock.com/kiss-crazy-crazy-nights/

Compartir:

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Madness Live!

Síguenos

Kiss Army Spain os da la bienvenida, única web y Fan Club español autorizado por Kiss. Creado por Javier Rueda. Programación BiroStudio.

Staff

Javier Rueda (Webmaster)
web@kissarmyspain.es

Mauricio Vázquez (Colaborador / Traducciones)
mauricio@kissarmyspain.com

Alex Barreiro (Colaborador / Eventos)
alex@kissarmyspain.com