17 mayo, 2021

LOVE GUN, LA SEGUNDA OBRA MAESTRA DE KEN KELLY PARA LA PORTADA DE UN DISCO LEGENDARIO.

Javier Rueda

No Comments

Tags: Gene Simmons KISS Paul Stanley

LOVE GUN (PISTOLA DE AMOR), el sexto disco de estudio de KISS editado en junio de 1977 tiene una espectacular portada obra de Ken Kelly.

En ella aparecen los cuatro miembros de cuerpo entero con una majestuosa pose en lo que parece un templo y rodeados por 12 concubinas (3 por cabeza), todas vestidas de negro a lo vampiresas. Fijándonos un poco en la ilustración podremos encontrar algunos detalles curiosos en los trajes: en Paul vemos que lleva la liga en la pierna contraria a donde se la solía poner y las cadenas de la bota izquierda no son del todo exactas, y en el de Gene vemos que la cadena que baja del collar por el pecho no tiene la forma correcta y además las botas llevan remaches piramidales en lugar de los habituales y más conocidos rectangulares. Eso se debe a que a Kelly le dieron varias fotografías de estudio para que supiera cómo eran los trajes y los pudiera pintar correctamente, y esas botas con los remaches piramidales fueron las que Gene utilizó en las sesiones fotográficas de estudio con Barry Levine. Lo interesante del tema y algo que no todos saben es que Gene posteriormente en efecto llegó a utilizarlas en directo durante los primeros 8 conciertos de la gira LOVE GUN por Canadá, y luego ya cambió a la versión con remaches rectangulares más conocida por todos y que sería la definitiva para siempre.

La verdad del asunto es que el director artístico de KISS, Dennis Woloch ha admitido siempre en las entrevistas que no quería volver a usar a Ken Kelly tan pronto. Woloch reconoce que habría vuelto a recurrir a él en otro momento más adelante, pero le parecía que era demasiado pronto, ya que solo había un disco entre medias desde que hiciera la portada para el DESTROYER. Pero a todos les había encantado muchísimo el trabajo de Kelly en ese disco, y tal vez la portada de ROCK AND ROLL OVER no les había convencido del todo a pesar de que era una obra maestra, así que le insistieron y casi obligaron a Woloch para que llamara de nuevo a Kelly y contara con sus servicios para la portada de LOVE GUN.

De modo que Kelly se reunió con la banda para que le explicaran ideas y conceptos. Kelly ya conocía al grupo y se sentía cómodo en ese entorno. Lo cierto es que Woloch tuvo poco aporte a la portada de LOVE GUN. Tan solo le pidió a Kelly que en la contraportada hiciera lo mismo que en DESTROYER: usar la misma escena del anverso pero eliminando las figuras.

Al tener tan poca contribución en la portada, Woloch se concentró en el inner sleeve (funda interior de papel que contiene el disco). En aquel entonces KISS eran de los pocos grupos o artistas que editaban discos con el inner sleeve completamente impreso a color. Fue idea de Woloch escribir la palabra KISS con sangre sobre mármol verde para que fuera a juego con las columnas de la portada, dándole una imagen cohesiva. Así que Woloch empezó a buscar mármol verde pero no encontró ninguno, incluso compró un trozo pero acabó no usándolo. Sin embargo encontró una hoja de papel con efecto mármol de color azul que sabía que luego podría convertir en verde en la postproducción. También consiguió tres litros de sangre de vaca de su carnicero y se fue al estudio del fotógrafo David Spindel. Montaron la escena y Woloch intentó escribir la palabra KISS con la sangre y con ayuda de una cuchara pero no funcionó. La sangre no era lo bastante espesa para conservar la forma. Entonces empezó a cocinarla y añadió harina o almidón de maíz y eso funcionó, pero oscureció el color volviéndose marrón. Entonces Woloch le pidió al ayudante de David que fuera a la tienda y le comprara pintura acrílica roja, rojo cadmio. Lo mezcló con la sangre oscurecida y volvió a escribir KISS una vez más. Woloch quería que quedase de forma aleatoria pero también fue muy cuidadoso al realizarlo. Añadió algunas gotas para darle un aspecto más interesante y David creó un rayo de luz para darle más sentimentalismo a la imagen. Y así fue como se creó el famoso inner sleeve del LOVE GUN.

En cuanto a la portada del disco, en base a las indicaciones que KISS le habían dado, Kelly realizó un primer boceto en blanco y negro en el que se ve al grupo con las guitarras en la mano y rodeados de chicas semidesnudas en el centro de lo que parece un callejón.

Partiendo de esa idea Kelly realizó un primer concepto de la portada con algo de color, mostrando al grupo en ese callejón pero delante de lo que parece una puerta de backstage y rodeados de groupies en una escena de desenfreno.

KISS vio esta idea para la portada pero no les convenció. Ellos querían que los mostrase más grandes, poderosos y ricos, como dioses. Gene sugirió, “quiero que haya columnas, y un podio, como un templo y que haya más chicas y todo eso…”, para transmitir una idea de grandilocuencia acorde a la fama y al nivel que KISS ya tenían en esa época. Kelly y su mujer Rose se fueron al Village en Manhattan para comprar revistas de sado-masoquismo y fetichismo y así poder ver cómo iban vestidas las chicas y coger ideas. Entre tanto la esposa de Kelly pilló un gripazo. Kelly utilizó a su mujer como modelo para pintar a las chicas de la portada, así que ella tenía que levantarse de la cama y posar para él en salón de casa, mientras se le caían los mocos y con mucha fiebre. Según Kelly, su mujer se enfadó muchísimo con él por hacerle pasar por todo eso. Kelly la hizo posar en todas y cada una de las posturas en las que aparecen las chicas en la portada de LOVE GUN, mientras le hacía fotos para luego revisarlas con tranquilidad. Por eso todas esas chicas de la portada se parecen entre sí y tienen prácticamente la misma cara, porque usó a la misma modelo. Aquí podéis ver a Rose posando:

El mismo Kelly también posó en distintas posturas haciéndose fotos para usarlas cogiendo ideas para los miembros de la banda:

Lo curioso es que Kelly no pudo terminar del todo la pintura porque se estaban pasando del plazo para la edición del nuevo disco, y Kelly aun estaba trabajando en las cartucheras o cananas de Peter, intentando terminarlas añadiéndoles detalle cuando enviaron a un chófer a recoger la pintura de casa de Kelly en Long Island para llevársela a Manhattan. De modo que la portada del disco LOVE GUN es en realidad una pintura inacabada, ya que no le dejaron a Kelly más tiempo para terminarla. En total tardó unos 30 días en realizar la pintura tal y como Kelly afirma en entrevistas, y nunca firmó ningún contrato ni ningún documento por escrito. Después le mandaron el cheque por su trabajo y ahí se acabó la historia.

La pintura original al óleo que hizo Kelly en 1977 para el disco LOVE GUN, que medía 1,17 x 1,10 m. e iba montada sobre marco dorado se subastó en la famosa subasta de Butterfields que tuvo KISS en junio de 2000, con un precio de salida de 10.000/15.000 dólares.

En diciembre de 2017 contactaron con Ken Kelly para que pintara una copia exacta de la portada del LOVE GUN, óleo sobre lienzo en tamaño 91×91 cm.

Por último os mostramos un par de bocetos descartados: un dibujo de Gene y un dibujo de una chica.

Artículo de Mauricio Vázquez/KISS ARMY SPAIN